La memoria política de Emilio Palacio

Emilio Palacio

– Emilio Palacio

Emilio Palacio, el gran autor y ex-editorialista del diario mas importante del Ecuador, diario El Universo de Guayaquil, auto exiliado ahora en los Estados Unidos debido a la persecución macabra, infame e incesante del Cuentero de Carondelet, escribió hace poco un artículo el cual tituló: “La Memoria política de Nebot“.

En ese artículo Palacio hace un excelente repaso sobre los tejes y manejes de Nebot en materia de ética y política la cual me ha sorprendido de sobremanera dado que, sin decir una sola palabra insultante ni explícita, Emilio desnuda la paupérrima conducta, la ética incipiente, y la moral de prostituta del 4 veces reelecto Alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot Saadi.

Pero veamos como empieza su artículo, el cual dice así:

La mañana de este miércoles, Jaime Nebot se presentó en el programa Contacto Directo, de Ecuavisa, para anunciar en público, de manera definitiva, que no apoyará a Guillermo Lasso en las elecciones del 2017. Nebot no argumentó ninguna discrepancia ideológica, programática o de táctica política. En esos asuntos, por lo que se ve, no existen diferencias importantes. Lo que le preocupa, dijo, es un vídeo de 28 segundos, de hace unos días, en el que Lasso, casi de espaldas a la cámara y sin saber que lo están filmando, le dice a un grupo de simpatizantes que: el alcalde de Guayaquil no cumplió su promesa de apoyarlo en las elecciones presidenciales del 2013, a pesar de que CREO sí cumplió con su compromiso de no presentar listas para asambleístas en la provincia del Guayas.

Esto deja en claro que Lasso, si en verdad dijo eso, es que no olvida fácilmente a los traidores. Lasso no olvida fácilmente a los mentirosos que prometen una cosa y se salen con otra. Lasso desconfía radicalmente en casíques políticos que con una gran experiencia malévola prometen una cosa y nunca cumplen su palabra. Lasso señalo tácitamente a Jaime Nebot como un ejemplar de la misma realesa y calidad humana carroñera y mentirosa que ya exhibe a sus anchas el mismísimo Cuentero de Carondelet, a quien mas del 80% de la población ya aborrece principalmente por su falta de ética y sus interminables farsas y mentiras.

Pero, … algo muy extraño pasa en Guayaquil en donde a diferencia de la conducta de todo el país respecto a Rafael Correa Delgado, mientras el pueblo ya se ha venido manifestando en forma grosera y nauseabúndica hacia Correa, en cambio no ha sucedido lo mismo hacia Jaime Nebot Saadi, a quien por el contrario, parece que los Guayaquileños “ya viven acostumbrados a su verdugo”, o viven como drogados sin poder darse cuenta perfectamente que quién se los ha venido culiando a lo largo y ancho todo el tiempo, es el mismísimo diablo en persona.

Acabo de ver un vídeo en el que Carlos Vera entrevista a Jaime Nebot Saadi en su programa A Quemarropa y le pregunta directamente a Nebot en mas de 5 ocasiones acerca de su posible compra ilícita de terrenos haciendo uso fraudulento de la información, y Nebot con una astucia increíble elude el tema constantemente y al final de cuentas, lo eludió aduciendo que ese tema ya venia desde la época de Jaime Roldos Aguilera. El muy vivo no se eximió de culpa sino que la atribuyo a que esa ya era una noticia vieja y el como un sabio redentor de Guayaquil lo único que hizo era cosechar lo que ya se sabia desde hace mucho tiempo. !! Que sinvergüenza !! Yo me quede asombrado de la destreza vivaracha de este tipo y la asemeje a la  astucia maligna y ya conocida del Cuentero de Carondelet.

Lasso, como muchos ecuatorianos que conocemos en la política Ecuatoriana, como nos aclara también Emilio Palacio haciendo esta magnifica Memoria política de Nebot, él sabe que hacer tratos con un político de la envergadura de Nebot o de Correa, es lo mismo que hacer tratos con el mismo diablo. Lasso sabe que tratar con Nebot es como tratar con la peor ramera del país y esperar que ésta cumpla con sus promesas. !! Que tremendo !! … Luego, Emilio Palacio sigue asi:

Por esa mala experiencia, concluye Lasso, él no desea ahora un pacto con el Partido Social Cristiano.

Nebot tiene todo el derecho del mundo, por supuesto, para incomodarse por esa o por cualquier otra frase de Lasso, y adoptar las posturas que considere más convenientes. Nadie podría objetarle que lo haga. Lo que no me parece muy claro es que ese sea su estilo habitual. Hace unos días, por ejemplo, propuso dejar de lado, momentáneamente, los nueve años que Ramiro González pasó a la diestra de Rafael Correa -que tantas veces ha insultado y ofendido al alcalde de Guayaquil-, dejando de lado con eso también, inevitablemente, todos los atropellos y crímenes que protagonizó o de los que fue cómplice Ramiro González junto al correísmo. ¿El motivo? Muy sencillo: “Para ganar elecciones se necesitan votos, y para conseguir votos hay que sumar”, explicó Nebot.

Si esto es verdad entonces nos preguntaríamos, ¿acaso Ramiro González atraería mas votos que Guillermo Lasso en las próximas elecciones?  A mi me parece ésta, una muy mala jugada política de Nebot, aquí hay una olla de grillos y renacuajos que destapar, codearse con un delincuente ya reconocido como “Ramiro González”, quien es prácticamente un cadáver político en el Ecuador, en lugar de preferir a quien según datos estadísticos muy importantes como CEDATOS, y quien ya lleva la delantera incluso frente a “Cinthya Viteri” que es su candidata oficial y su preferida, no me parece nada cuerdo ni nada ético.

Los pasos y negociados ocultos de este burgomaestre son extremadamente cuestionables, pero nada se sabe de lo que ocurre realmente debajo de la mesa. Nebot se asocia a delincuentes reconocidos y le da la espalda radicalmente al posible ganador. Este Nebot es el mismo que verborrea sobre la gran Unidad Nacional, pero claro, mientras nadie se apropie de su imperio. Asi son todos los piratas del golfo.

Nebot de lo que menos puede jactarse es de ser ético, porque él, al igual que el miserable, sádico e infame Cuentero de Carondelet, carecen de por si de toda ética.

Emilio Palacio sigue refrescándole la memoria no solo a Jaime Nebot Saadi, Alcalde de Guayaquil, sino también a todos los ecuatorianos que se hacen los bien pendejos al apoyar a este alcalde traidor y sinvergüenza, cuando dice:

El alcalde de Guayaquil no habrá olvidado el día en que Ramiro González desfiló por las calles de Quito como prefecto de Pichincha, con un mono metido en una jaula, mientras simulaba robarle a los transeúntes (representando a los “monos” ladrones de Guayaquil), para después quemar la bandera celeste y blanco y colocar una “placa de la infamia”, en repudio a Gustavo Noboa. Nebot tampoco habrá olvidado que Marcelino Chumpi, Paúl Carrasco y César Rodríguez, sus nuevos aliados, fueron correístas de la primera hora, así que estuvieron allí cuando el correísmo dividió el Guayas, cuando bloquearon el puente de la Unidad Nacional y cuando conformaron una “Comisión de la Verdad a Medias”, para acusarlo de torturador y asesino.

Los nuevos socios de Nebot son justamente los mas repudiados de la oposición. ¿Pero, es eso algo que le preocupa a Nebot? De ninguna manera. Nebot piensa que sumar votos de esta manera totalmente inética lo llevará nuevamente a la victoria. Ahora solo falta asegurarnos de que el pueblo ecuatoriano sigua siendo tan pendejo como Correa y Nebot piensan, para seguir votando por los mismos sinvergüenzas de antes y de siempre.  Esperemos que no sea así como ellos piensan, pero si vuelve a suceder lo mismo, yo me retiro totalmente de la política, y que se vaya a la mierda el Ecuador.

Nebot asimismo recordará, estoy seguro, que Mauricio Rodas hizo de monaguillo de Galo Chiriboga el día en que los correístas desvelaron el mural que describe a León Febres-Cordero, su mentor y maestro, como el equivalente en Ecuador de Pinochet y Videla. Aun así, a pesar de todo esto, que nadie en sus cabales podría olvidar y que Nebot no ha olvidado, el alcalde de Guayaquil no le dará su apoyo a Lasso (paradójicamente, el único guayaquileño del grupo) por un vídeo de 28 segundos, pero sí se lo dará a González, a Chumpi, a Carrasco, a Rodríguez y a Rodas, con un historial tan largo y lamentable, porque “para ganar votos hay que sumar”, y para sumar no hay que acordarse de todo, sino de algunas cosas solamente.

Sin duda alguna, una gran reflexión la de Emilio Palacio, y como siempre, no solo nos educa sino que nos recuerda hechos y eventos que los ecuatorianos nunca deberíamos olvidar.

Ecuatorianos, ya paren de elegir a tantos sinvergüenzas y ladrones como sus líderes de siempre. Barrabas, en la época de Jesucristo, fue la elección equivocada de muchos, y seguirá siendo la equivocación de todos los ignorantes. Edúquense, despiértense, y ya no permitan que estos vivos les metan el dedo en el culito. Pues aunque lo sientan muy agradable, sigue siendo el dedo asqueroso de todos estos hijueputas. ¿Capish?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*