ESTAMOS HUÉRFANOS DE SANTOS SELLADOS CON EL ESPÍRITU

10357813_501357716721894_8947841068643319746_n¿Quién de aquellos que usted conoce ha sido ungido con el Espíritu Santo?

¿Quién de aquellos que usted conoce ha sido ungido con gran "poder", "honor", "gloria" y "conocimiento"?

¿Quien entonces le mostrará a usted el camino a la salvación?

Sin la salvación no veremos el rostro del Señor.
Sin la salvación no hay vida eterna.

¿Quien entonces será su guía, si ya no hay santos en la iglesias sino demonios?

Todo aquel que aún vive en desobediencia no puede recibir el Espíritu de Dios; y en consecuencia, no podrá ver el rostro del Señor. No obtendrá la salvación, y no obtendrá la vida eterna. Por éstas y otras razones más, tenemos que unirnos más fuertemente y seguir al Pastor de Pastores, al Maestro de Maestros, al único que escogió ungió Dios Padre con su Espíritu, para guiarnos: tenemos que seguir sin duda alguna, al Señor Jesús de Nazareth.

Siguiendo ordenadamente y bajo su disciplina el camino que el preparó para nosotros, podremos entonces alcanzar no solo la "santidad" sino que también podremos ver su rostro y obtener la vida eterna.

Solo la sujeción al Señor, la "auto disciplina", y siguiendo un aprendizaje teológico sistemático, podremos ser salvos. Todo lo demás que ofrece este mundo, … es puro cuento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*