LA IGLESIA PRIMITIVA DE CRISTO
La Iglesia Primitiva del Señor Jesucristo como se revela en el Nuevo Testamento

Inicio Buscar Biblioteca Nosotros Ofrendas Radio Mundo Yeshúa

Oración

Clic aquí para ir al sitio de Doctrina Cristiana
Abierto
24 hrs día,
7 días a la semana, 365 días al año.
Arriba Oración Aborrece Agrada Bautizo Católicos Dios Hijos Iglesia Iglesias Judios Mandamientos Mujeres Patriarcas Pecados Sabiduría Sacerdotes Trinidad Vida Virtudes

Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.Ezequiel 47. 1Zacarias 14. 8

Juan 7:37-38

 

AMADO PADRE,
YAHVÉ, (YHVH/YHWH), BENDITO JEHOVÁ,
CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA,
DE TODO LO VISIBLE E INVISIBLE,
POSTRADO VENGO ANTE TI,
EN EL NOMBRE DE JESÚS EL CRISTO.

TU PALABRA DICE,
“AL QUE A MI VIENE,
NO LE ECHO FUERA”
(JUAN 6:37).
ASÍ YO SE QUE NO ME ECHARAS FUERA,
Y ME ACEPTARAS,
Y TE DOY LAS GRACIAS POR ELLO.

TAMBIÉN DIJISTE,
“TODO AQUEL QUE INVOCARE EL NOMBRE DEL SEÑOR,
SERÁ SALVO”
(Romanos 10:13)

SEÑOR JESÚS, "YEHOSHUA",
ESTOY INVOCANDO TU NOMBRE,
ASÍ SE QUE ME AMAS Y ME HAS SALVADO.

TAMBIÉN DIJISTE,
“SI CONFESARES CON TU BOCA QUE JESÚS ES EL SEÑOR,
Y CREYERES EN TU CORAZÓN
QUE DIOS LE LEVANTO DE LOS MUERTOS,
SERÁS SALVO.
PORQUE CON EL CORAZÓN
SE CREE PARA JUSTICIA,
PERO CON LA BOCA
SE CONFIESA PARA SALVACIÓN”
(Romanos 10:13).

CREO EN MI CORAZÓN QUE JESUCRISTO ES EL HIJO DE DIOS.
CREO QUE FUE RESUCITADO DE ENTRE LOS MUERTOS
PARA MI JUSTIFICACIÓN
Y LE CONFIESO AHORA COMO MI SEÑOR,
YA QUE TU PALABRA DICE:
“CON EL CORAZÓN SE CREE PARA JUSTICIA”,
Y YO CREO EN MI CORAZÓN;
AHORA HE SIDO HECHO A TU JUSTICIA EN CRISTO
(2 Corintios 5:21)
Y SOY SALVO (A)!!!!!

PADRE SANTO,
TU ERES LA LUZ Y NO HAY TINIEBLAS EN TI,
PERMÍTEME ENTRAR EN COMUNIÓN CONTIGO,
Y CAMINAR EN TU LUZ,
SE QUE HE PECADO GRAVEMENTE,
DE PENSAMIENTO, DE PALABRA, DE OBRA, Y POR OMISIÓN,
TODOS MIS PECADOS TU YA LOS CONOCES SEÑOR,
Y SE QUE ERES FIEL Y JUSTO
PARA PERDONAR TODOS NUESTROS PECADOS
(1 Juan 1:9)

PADRE SANTO,
PERDÓNAME TODOS MIS PECADOS,
LÍMPIAME DE TODA MALDAD,
PURIFICA MI ALMA,
Y LLÉNAME DEL ESPÍRITU SANTO,
TE LO PIDO  EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO TU HIJO,
QUE VIVE Y REINA CONTIGO EN UNIDAD DEL ESPÍRITU SANTO,
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
AMEN.

GRACIAS PADRE AMADO,
TUYO ES EL PODER Y LA GLORIA POR SIEMPRE SEÑOR.
AMEN.

 
Ingreso Registro
REVISTA
LA GAZZETTA

Vol 10, Num 7

El Pueblo
De Dios

Vea como Dios separa a su pueblo del resto del mundo y lo santifica.

Presentación en PowerPoint

Juan 6:53
Jesús les dijo:

De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. 
Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 

El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. 
Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. 

Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron;
el que come
de este pan, vivirá eternamente.


Ir a la cabeza

Inicio ]

Juan 6:44

Ninguno puede venir a mí,
si el Padre que me envió no le trajere;
y yo le resucitaré en el día postrero. 

Escrito está en los profetas:
Y serán todos enseñados por Dios.Isaias 54. 13
Así que, todo aquel que oyó al Padre,
y aprendió de él, viene a mí. 
No que alguno haya visto al Padre,
sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre. 

De cierto, de cierto os digo: 
El que cree en mí, tiene vida eterna.

Yo soy el pan de vida.

Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron.
Este es el pan que desciende del cielo,
para que el que de él come, no muera. 

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo;
si alguno comiere de este pan,
vivirá para siempre;
y el pan que yo daré es mi carne,
la cual yo daré por la vida del mundo.

Copyright © 2006-2017 daprose.com - Ultima modificación: 09/22/17

Powered by DAPROSE ( www.daprose.com ) - Regresar a la Iglesia de la Misericordia