¿DEBEMOS LLORAR CUANDO SE MUERE UN RICO?

eljuri1Ante el fallecimiento del millonario Jorge Eljuri, me pregunte, que importancia tiene para el mundo la muerte de este millonario.

Fui a la biblia y encontré estos párrafos muy interesantes:

DEJAD QUE LOS MUERTOS LLOREN A SUS MUERTOS

Lucas 9:60 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren (lloren) a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.

Jesús solía decir estas palabras para referirse a dos tipos de personas: los «ricos», “cuenteros”, “mentirosos”, e “hipócritas” que toda su vida la dedicaron a desobedecer y alejarse de Dios; y a todos los pendejos que lloraban por ellos. Gente que se ponían a rezar y a llorar a Dios por esos muertos que jamas entraran al reino de los cielos, haciendo caso omiso a sus enseñanzas e instrucciones, gente que practicaban su devoción a Dios a su manera, lo cual era de una manera totalmente desobediente a las enseñanzas tanto del Padre como del Hijo y el Espíritu Santo. Ellos no aceptaban la doctrina cristiana “al pie de la letra” como debe ser, sino que creyéndose seres superiores … fabricaban e inventaban cada uno sus propias doctrinas, (ejemplo: la falsa doctrina católica, los fundamentos de todas las iglesias humanas, todas son doctrinas de hombres y en concecuencia «falsas»).

La célebre afirmación: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos” (Mt 19,24), nos recuerda que Jesús consideró a las riquezas como un obstáculo para salvarse; el corazón de las personas solamente interesadas en acumular riquezas deja poco espacio para la dedicación al Reino y por lo tanto de la salvación (El joven rico Mt 19,16-22).

Otro texto similar es la parábola del rico necio: “Las tierras de un hombre dieron una gran cosecha. Él se dijo: ¿qué haré, que no tengo dónde guardar toda la cosecha? Y dijo: Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros mayores en los cuales meteré mi trigo y mis bienes. Después me diré: Querido, tienes acumulados muchos bienes para muchos años; descansa, come, bebe y disfruta. Pero Dios le dijo: ¡Necio, esta noche te reclamarán la vida! Lo que has preparado, ¿para quién será? Así le pasa al que acumula tesoros para sí y no es rico a los ojos de Dios” (Lc 12,16-21).

La sagacidad de las parábolas y dichos de Jesús nos dan pistas para deducir que en las riquezas no hay un mal intrínseco, las riquezas son un bien social que permiten el progreso humano; pero el Evangelio invita a que los ricos liberen su corazón de la preocupación por las riquezas y también da buenos ejemplos de hombres ricos que compartieron sus bienes y se arriesgaron por Jesús (José de Arimatea y Nicodemo Jn 19,38-42). La riqueza no es mala, el mal está en el corazón que hace de las riquezas un ídolo porque “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt 6,21).

En las iglesias paulinas hubo muchos ricos que se convirtieron y dieron generosamente de sus riquezas para el crecimiento de las comunidades y el bien de sus pobres. Un esfuerzo importante del apóstol Pablo fue animar a los miembros de sus comunidades para que colaboraran con las iglesias menos afortunadas: “Los de Macedonia y Acaya han decidido solidarizarse con los cristianos pobres de Jerusalén. Lo han decidido como era su obligación” (Rm 15,26-27); ejemplo que les recordó a los ricos corintios: “Quiero informarles, hermanos, de la gracia que Dios concedió a las iglesias de Macedonia. En medio de una prueba grave desbordaban de alegría; en su extrema pobreza derrocharon generosidad… A la medida de sus fuerzas dieron, lo atestiguo, incluso por encima de ellas” (2Co 8,1-3).

En el Reino sí hay lugar para los ricos que se guían por el ejemplo de Jesús: “Que siendo rico, por ustedes se hizo pobre para enriquecerlos con su pobreza” (2Co 8,9); de otro modo, que no les extrañe recibir la acusación de Jesús: “¡Ay de ustedes, los ricos!, porque ya recibieron su consuelo” (Lc 6,24). Con la misma dureza, a todos los empresarios que no cumplen sus obligaciones de justicia con sus trabajadores, el apóstol Santiago les recuerda: “Y ahora les toca a los ricos: lloren y giman por las penas que se les avecinan. Su riqueza está podrida, sus vestidos apolillados, su plata y oro corroídos; su herrumbre atestigua contra ustedes, se consumirá su carne como fuego. Atesoraron para el fin del mundo. El jornal de los obreros, que no pagaron a los que segaron sus campos, alza el grito; el clamor de los segadores ha llegado a los oídos del Señor Todopoderoso” (Sant 5,1-4).

…..

Detectan anomalías en almacenes Juan Eljuri

El ministro de Relaciones Laborales, Richard Espinosa, denunció que más de 400 trabajadores de almacenes Eljuri laboraban bajo amenaza por haber firmado por anticipado sus renuncias.

Apoyados por la fuerza pública, 17 inspectores de Trabajo ingresaron a las oficinas, ubicadas en Cuenca, en donde hace dos días empleados de esa cartera de Estado denunciaron agresiones.“Ahora nos damos cuenta por qué tanto obstáculo”, expresó Espinosa durante una rueda de prensa.

Durante la inspección se encontró 400 renuncias anticipadas y 147 letras de cambio, así como 27 contratos sucesivos. “Les hacían firmar contratos año a año, quitándoles una vez más la estabilidad a los trabajadores de esta empresa, en el momento que esto ocurre, los pueden botar a la calle cuando les da la gana”, indicó Espinosa.

Las autoridades no explicaron el tipo de sanción para la empresa, sin embargo, anticiparon que se iniciarán acciones por la agresión a uno de los inspectores, cuyas causas no han sido precisadas

Fuente:

http://www.eldiario.ec/noticias-manabi-ecuador/192351-detectan-anomalias-en-almacenes-juan-eljuri/

Más sobre los ricos:

1 Timoteo 6:17
Versos Paralelos

La Biblia de las Américas
A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos.

La Nueva Biblia de los Hispanos
A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos.

Reina Valera Gómez
A los ricos de este mundo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas inciertas, sino en el Dios vivo, quien nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

Reina Valera 1909
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia de que gocemos:

Biblia Jubileo 2000
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas inciertas, sino en el Dios viviente, que nos da todas las cosas en abundancia de que gocemos;

Sagradas Escrituras 1569
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas inciertas, sino en el Dios viviente, que nos da todas las cosas en abundancia de que gocemos;

Contexto
Instrucciones para los ricos

1 Timoteo 6:17
A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos. 18Enséñales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, generosos y prontos a compartir,…

Referencia Cruzada

Salmos 62:10
No confiéis en la opresión, ni en el robo pongáis vuestra esperanza; si las riquezas aumentan, no pongáis el corazón en ellas .

Proverbios 11:28
El que confía en sus riquezas, caerá, pero los justos prosperarán como la hoja verde .

Proverbios 23:5
Cuando pones tus ojos en ella, ya no está. Porque la riqueza ciertamente se hace alas, como águila que vuela hacia los cielos.

Eclesiastés 2:24
Nada hay mejor para el hombre que comer y beber y decirse que su trabajo es bueno. Esto también yo he visto que es de la mano de Dios.

Jeremías 49:4
¡Cómo te jactas de los valles! Tu valle se desvanece, hija infiel, la que confía en sus tesoros, diciendo: «¿Quién vendrá contra mí?

Mateo 12:32
Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero.

Lucas 3:11
Respondiendo él, les decía: El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo.

Lucas 12:20
Pero Dios le dijo: «¡Necio! Esta misma noche te reclaman el alma; y ahora, ¿para quién será lo que has provisto?

Hechos 14:17
y sin embargo, no dejó de dar testimonio de sí mismo, haciendo bien y dándoos lluvias del cielo y estaciones fructíferas, llenando vuestros corazones de sustento y de alegría.

Romanos 11:20
Muy cierto; fueron desgajadas por su incredulidad, pero tú por la fe te mantienes firme. No seas altanero, sino teme;

1 Timoteo 4:10
Porque por esto trabajamos y nos esforzamos, porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los creyentes.

1 Timoteo 6:9
Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición.

2 Timoteo 4:10
pues Demas me ha abandonado, habiendo amado este mundo presente, y se ha ido a Tesalónica; Crescente se fue a Galacia y Tito a Dalmacia.

Tito 2:12
enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente,

Tito 3:6
que El derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Jesucristo nuestro Salvador,

2 Pedro 1:11
pues de esta manera os será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.