A la hora de la hora, los políticos solo demuestran ser "la peor escoria de la humanidad". Prometen el cielo y la tierra con tal de conseguir los votos, para posteriormente joder, no solo a los mismos pendejos (borregos estúpidos) que los eligieron, sino a toda la humanidad como sea posible. Cuan fácilmente venden su…