La paranoia correista se ve forzada a enfrentar la realidad

Pablo Guerrero Martinez
Pablo Guerrero Martínez

DE VUELTA A LA REALIDAD
Por Pablo Guerrero Martínez

Un pensamiento ciertamente compasivo asaltó mis seseras las últimas dos horas. Pensé en los millones de seres fanatizados del corresimo que a partir de mañana tendrán que sobrevivir sin su idolatrado ser que, hoy emprende retirada, con sabor a escape oficial, hacia landas europeas. A mi mente brotaron las imágenes de los hinchas de los equipos de fútbol y, de los dogmáticos feligreses de tantas religiones que, literalmente, me saltan al cuello, cuando oso disentir de sus afectos.

Imaginé a los: barcelonistas, liguistas, emelecistas con sus afectos enfermizos a sus equipos y, concluí que los correistas son a Correa lo que los hinchas, son a sus equipos de fútbol.

Un liguista le puede hacer notar a un barcelonista que su equipo jugó mal o viceversa, un barcelonista, le pueda hacer ver a un liguista que su conjunto jugó pésimo, sin embargo, no cambiaran de opinión porque son fanáticos y punto. Lo propio ocurre con los fanáticos correistas, nada les importa, ni las cifras que revelan que el país está al tris de la quiebra, ora que a los jubilados se les pague sus pensiones con bonos inservibles, ora que no hay trabajo, ora que no se puede emprender, nada les importa son fanáticos y punto.

Se imagina usted distinguido barcelonista o liguista que su equipo no podría jugar los próximos cuatro años. Seguramente usted sufriría un absceso de impotencia psicológica ante tamaña desgracia y, vería el futuro con nubarrones negros. Lo propio ocurrirá con los correistas cuya defensa básica será la nostalgia y alimentar el mito del mitómano ausente.

El culto a la imagen de Correa mediante la propaganda política esta última década ha sido proverbial. La propaganda hizo mella en las mentes menos cultas e incluso en algunas que presumían de tales. Ahora viene la realidad, empero Lenin, parecería que aplaza develar las cifras hasta que Correa llegue a Bélgica. La pregunta que me roe la cabeza es ¿Cómo combatir el fanatismo de los correistas? Pobres seres humanos engañados y necios como su amado líder.

Pablo Guerrero Martínez
10 de julio 2017
Praga desde el exilio.

 

Artículos relacionados:

Estimado Pablo, quizás este articulo te ayude a entender mas sobre una posible cura a todo fanatismo, como lo sugiere este articulo, seria enfrentando al fanático a su propia crueldad y falta de raciocinio.

http://www.semana.com/entretenimiento/articulo/como-curar-fanatico/80474-3

You May Also Like

Deja un comentario