Carta abierta: A todos los que respaldan al traidor y al incapacitado heredero al trono

Estimados “enemigos” de la patria, delincuentes comunes, marranos desgraciados, cuenteros infelices, ladrones profesionales, pillos y sinvergüenzas de cara dura, sicarios HDLGP, y demás señoras o señores de género desconocido de Alianza PAIS. Como ven, hoy estoy decidido a tratarlos con mas aprecio, con el aprecio que en verdad ustedes si se merecen.

Hoy recordamos la muerte de un hombre cuya ética, moral y principios fue totalmente opuesta a la del cuentero cobarde y traidor que vive atrincherado en Carondelet para cumplir su único objetivo, robar, matar y burlarse de un pueblo inocente y al cual todo el Ecuador ya conoce y lo tiene bien identificado.

Diferente fue también la ética de este hombre a la ética, moral y principios que tienen todos ustedes los marranos miembros de esta pandilla de delincuentes (delincuencia organizada) que impera en el Ecuador.. De hecho; las cualidades de éste hombre que hoy recordamos, cambió la historia del mundo pues su conducta, principios y acciones fueron siempre intachables, asombrosos, hermosos e inimaginables.

EL nunca respaldó la mentira, el cuento, ni el robo, ni la corrupción, ni la injusticia, ni la prostitución, ni la mariconada como la respaldan y la practican estos días, todos ustedes junto su corte de cómplices, encubridores, panas, marranos y secuaces.

Su nombre original era “Yeshúa”, (Jesús) de Nazareth.

Yeshúa fue un hombre perseguido por la injusticia, perseguido por gentuza como ustedes para golpearlo y matarlo por el solo hecho de decir la verdad, por traernos luz al conocimiento, y por ofrecernos la vida eterna a quienes quieran tomar en serio esa oferta.

Hoy recordamos a un hombre dispuesto a dar su vida para salvar la nuestra. EL, a diferencia del tirano dictador que engaña y se aprovecha de toda la nación, EL no exponía a sus apóstoles para que le cubran la espalda, ni para que garroteen a los Judíos a pesar de que muchos disentían con todo lo que el anunciaba.

La hombría de este hombre ya no la vemos muy a menudo. Mucho menos la vemos en marranos sinvergüenzas e infelices como ustedes.

Su vida, su pasión y su muerte, nos llama a todos a la reflexión. Por lo menos, a medirnos cada uno frente a EL. A que meditemos y reconozcamos cada uno nuestras faltas, nuestras diferencias, nuestras fallas, y nuestra concupiscencia.

No se alegre su alma pensando que su destino sera igual al de aquella prostituta por quien llamó a la reflexión cuando dijo: “que lance la primera piedra el que este libre de pecado”. Porque con esa frase, no liberó a nadie del pecado. No señores, ese instante en que él pronunció esas palabras, el pacto de la gracia aún no se había cumplido.

El pacto fue finalmente consumado con su sangre, y el juicio ahora pesa sobre toda la humanidad; de hecho, ya esta sobre nuestras cabezas. No se jacte nadie de su maldad como lo hacen siempre ustedes, porque la condena ya esta dictada, y la pena no sera la que ustedes aspiran.

La ira de Dios esta sobre todos aquellos que aman y dicen la mentira, que practican la injusticia, que cometen toda clase de abominaciones.

Que Dios Padre los reprenda con la justicia que ya se han ganado y que ciertamente se merecen. Que así sea.

You May Also Like

Deja un comentario