¿Qué significa vivir en el exilio?

pedrogranjaPor: Pedro Granja

Prometían patria para todos, y un gobierno de corazones ardientes y manos limpias. A mí, por hacer pública la violación de una criatura, me dejaron sin patria, y de un modo muy "diplomático" me invitaron a abandonar el país, (me dieron una golpiza, me enjuiciaron, me ordenaron que no hable de sus miserias con una orden judicial).

En teoría, el estado debe GARANTIZAR tu seguridad, pero en un país en el que no existe el más mínimo respeto a los derechos humanos, lo único que te pueden GARANTIZAR es encerrarte en una fábrica de descomposición pomposamente llamada "cárcel", en la que siempre es más barato eliminarte.

Solo quien ha sido obligado a vivir lejos de su tierra sabe lo que esto significa. He tenido que asesinar mi lengua materna. No hablo español hace rato. Despierto cuando ustedes duermen, y tengo que conformarme con ver crecer a mi hija por fotos.

Durante el día, vas a la Universidad, debates con tus amigos, revisas tu tesis, frecuentas la biblioteca, obviamente la librería, te lanzas sobre el cesped de un parque cuando es verano, a leer a autores celebres y a desconocidos, el domingo quizás al estadio; en fin, buscas alternativas para que las horas transcurran. Pero lo cierto es que cuando llega la noche, te abraza una sombra aterradora, y te pones a reflexionar sobre lo que estos diez años han significado para ti. Estamos asistiendo a la victoria del odio. Creímos que muriendo Febres Cordero, este tipo de cosas no volverían a ocurrir. La realidad es que murió ese tipo, y vino uno peor.

Desde acá no le veo una salida fácil a este tema. Hay una oposición que no motiva ni a sus propios perros, aparecen cuatro pendejos y arman "partido político", no tienen puta idea, sus fachas son turras, no estudian, no saben hablar. El único modo en que alguien los lee es pagando a Facebook para obligarnos a todos a ver sus penosos posts, hablando de juventud y de canteras. Canteras, já! Es un buen nombre para un grupo de PIEDRAS. Son los más cómodos de este baile. Nunca se bronquearon con nadie. Callaron, mantuvieron un silencio complice. Son turistas en el infierno.

En fin, tendremos exiliados, presos políticos, y perseguidos para rato. Mientras exista gente cuyo único afán en la vida sea tomar el poder para tener el puesto de Correa, como Correa quería el puesto de Febres Cordero, el país no va a cambiar asi.

A muchos les importará un comino este post, los felicito. Mañana seguramente, el que escriba algo parecido será su hijo o su nieto, pero ya estarán muy viejos para rebelarse contra la jaula.

Pedro Granja
Desde el exilio

 

You May Also Like

Deja un comentario