Las cualidades innatas de Rafael Correa Delgado

REVISANDO EN EL DICCIONARIO ESTOS TERMINOS, DESCUBRI QUE RAFAEL CORREA ES UN NEPOTISTA, UN TOTALITARISTA, UN FASCISTA, UN DICTADOR, UN MENTIROSO, UN RUFIAN SIN HONOR, PERVERSO Y DESPRECIABLE.

VEAMOS QUE DICEN LOS DICCIONARIOS SOBRE ESTOS TERMINOS:

RAFAEL CORREA ES UN NEPOTISTA

Nepotismo (o trato de favor), práctica de realizar nombramientos de cargos públicos y proporcionar empleo dentro de la administración a partir de la afiliación política o la relación personal y familiar antes que por la aplicación de un criterio de idoneidad o mérito de la persona nombrada. Para algunas autoridades, en el concepto de trato de favor se incluyen prácticas como el favoritismo en la asignación de contratos, ya sean de obras públicas o con cualquier otro fin público, y el gasto de fondos públicos  para beneficio de las personas favorecidas.

RAFAEL CORREA ES UN TOTALITARISTA

Totalitarismo, doctrina política que concibe el Estado como valor absoluto. El totalitarismo se caracteriza por eludir las normas básicas del moderno Estado de Derecho y no contemplar la separación de poderes. El Estado totalitario ejerce un control total de la población y de todas las instituciones mediante la propaganda y la policía. Como procedimiento de legitimación, adopta todos aquellos elementos que Max Weber señaló en el poder carismático: liderazgo único, centralizado y absoluto, ritualismo, mesianismo y seudo-utopismo.

RAFAEL CORREA ES UN FASCISTA

Por la misma razón de que es un totalitarista, también es una fascista debido a que el Fascismo es otra forma de totalitarismo del siglo XX que pretende la estricta reglamentación de la existencia nacional e individual de acuerdo con ideales nacionalistas y a menudo militaristas; los intereses contrapuestos se resuelven mediante la total subordinación al servicio del Estado y una lealtad incondicional a su líder. En contraste con los totalitarismos de izquierdas identificados con el comunismo, el fascismo basa sus ideas y formas en el conservadurismo extremo. Los regímenes fascistas se parecen a menudo a dictaduras —y a veces se transforman en ellas—, a gobiernos militares o a tiranías autoritarias, pero el fascismo en sí mismo se distingue de cualquiera de estos regímenes por ser de forma concentrada un movimiento político y una doctrina sustentados por partidos políticos al margen del poder.

RAFAEL CORREA ES UN DICTADOR

Dictadura es un sistema de gobierno cuya primera definición fue dada por el filósofo griego  Aristóteles, que la calificó como una de las formas puras de gobierno, junto con la monarquía y la aristocracia, en oposición a la impura demagogia. En Roma, se consideraba una magistratura suprema, decidida por los cónsules de acuerdo con el Senado, que, en tiempos de peligro para la República, permitía al dictador que la ostentara gobernar como soberano. El Dios que no oye a nadie sino solo a  su vocecita interna. En la actualidad, la dictadura es una modalidad de gobierno que, invocando un pretendido interés público, identificado en la realidad con intereses de grupo, prescinde, para conseguirlo, de la voluntad de los gobernados. Es un poder ejercido por una persona o grupo al margen o por encima de las leyes, sin sometimiento a fiscalización ni control democrático alguno.

RAFAEL CORREA ES UN MENTIROSO

De acuerdo al diccionario, mentiroso es un adjetivo calificativo que denota:

1. Que tiene costumbre de mentir.
2. Dicho de un libro o de un escrito: Que tiene muchos errores o erratas.
3. Engañoso, aparente, fingido, falso. Bienes mentirosos.

Ustedes mismos decidan si alguno o todos estos casos se aplican o no a este personaje. Ya lo conocen mejor que yo.

RAFAEL CORREA ES UN RUFIAN

De acuerdo al diccionario otra vez:

Rufián (masculino) (de la enciclopedia Encarta):

1. Hombre que hace el infame tráfico de mujeres públicas.
2. Hombre sin honor, perverso, despreciable.

Bueno, el diccionario aquí no dice exactamente a que tipo de tráfico de mujeres se refiere, ni a que llama mujeres públicas, habríamos de analizar bien por este lado, he notado en este gobierno muchas mujeres que no deberian ni estar en cargos politicos importante por que no demuestran tener la capacidad para sostener esos puestos, pero bueno esa es solo mi opinion personal; pero por el otro lado, el segundo significado dice: Hombre sin honor, perverso, despreciable, y vamos a analizar estas 3 cualidades de una en una:

a) Honor, en antropología social, es la gloria y buena reputación de las que goza un individuo. Para  algunos autores, el concepto exacerbado de honor constituye no sólo un valor esencial sino un tópico propio de la antropología de los países mediterráneos. El honor forma parte de la ética del individuo que se contempla a sí mismo a través de los ojos de los demás.

Leyendo los foros de la Internet, los comentarios de todos los silenciados por temor a ser perseguidos, Correa, lo que menos cuenta es con la aprobación de la sociedad que lo rodea. Más bien, otros de su misma calidad moral y ética son quizá los únicos que posiblemente lo aprecian o dicen apreciarlo. Habría que quitarles sus puestos y dádivas que reciben sus admiradores para saber si en verdad ellos lo tienen en un concepto muy alto. Ejemplo: La Opinion del Asambleista Cesar Rodriguez (ver: http://www.netlogo.biz/article.asp?entry=495).

El honor se relaciona con la reputación, la respetabilidad, o la gloria de un individuo, valores que se obtienen a partir del juicio de terceros, frente a los que se quiere ocupar una posición superior, ya que se establece una lucha de poder mientras se cuestiona si los demás disfrutan de la misma integridad.

No se goza de gloria ni de buena o mala reputación a menos que haya un tercero que así lo certifique. Usted no puede llamarse digno a si mismo, ni puede exigir o demandar honor que la sociedad misma, -en forma voluntaria y sin presión-, no le haya otorgado. Este honor es un dón  recibido de los demás, de la sociedad que le rodea, unas personas nos daran honor y otras nos lo arrebataran por que a sus ojos no lo merecemos. El honor, como el amor, o cualquier otro sentimiento, no puede ser demandado, exijido, ni cuestionado, sino ganado, y no puede demandarse por nadie ni a nadie, mucho menos aún, usando el poder que tiene un Presidente, o un Juéz, o de un Abogado.

Nadie puede ponerle precio al honor, por que tendriamos entonces que ponerle precio a todos los sentimientos, a la riza, al llanto, al odio, al rencor. Ni nadie puede exigir compensación alguna sobre eso. La buena reputación y la dignidad, como el intelecto, se gana no por votaciones presidenciales, sino por los méritos y los actos de de cada indivíduo en la vida misma.

El honor no tiene un precio ni valor económico sino un valor sentimental. La reputacion que logra ganar el honor, eso si podria traer recompenzas economicas. No el honor en si mismo, sino que, al igual que la publicidad, es la fama o reputaci0n sobre un objeto o persona la que puede acarrear recompenzas, ventas, ventajas y ganancias; mas aun, para obtener esas recompenzas, el honor en si mismo no es indespensable, ¿acaso no hemos visto en la historia de la humanidad como los truanes, pillos, corruptos, mega-mentirosos, sicopatas, y asesinos, todos ellos sin honor ni gloria, han llegado al poder con la facilidad que les provee la publicidad, el dinero y la corrupcion?

La sociedad aún no llega al punto de que debemos demandar a todos los que nos hacen llorar, o reir, o nos hagan sentir bien o mal; así que, el único recurso que tenemos es simplemente alejarnos de esa persona que nos ha provocado el llanto, la penumbra, el malestar, o incluso la riza si es que no la deseamos. Por que, si el honor de algun desgraciado valiera $80 millones de dólares, lo cual es algo que aparentemente no se ha ganado ni lo puede exigir, entonces, ¿cuanto debería él pagar por cada lágrima que ha provocado en tanta gente pobre de la que si se ha burlado MISERABLEMENTE? He allí por que razón a algunos políticos tirados a honorables hay que llamarlos por su propio nombre: HIJUEPUTAS!!

Aquí nuevamente podemos ver como el mismo Correa es quien al exigir honor, lo ha perdido, como el que exije amor, pierde el amor de los demas, el que exije respeto, lo pierde, por que esas son cosas que se ganan, no se exijen. Solo un rufian podria exigir tales cosas.  Correa se considera -él mismo- un rey supremo, un hombre digno al que no se debe exigir cuentas. Su último acto BOCHORNOSO, fué ir a la Asamblea Nacional supuestamente a rendirle cuentas al país, y encambio salió a decirle a la Asamblea y al pueblo Ecuatoriano lo que a él se le vino en gana, más no dió a los Ecuatorianos el respeto que si debió darles, -siendo el pueblo  ecuatoriano su empleador, Correa se cree ser él mismo el empleador del pueblo ecuatoriano, él no comprende aún esta ecuación un tanto difícil, y dice ser un economista. Algunos incluso se salieron al oír su aburrido discurso de siempre, yo apague la televisión. Sus constantes arremetidas a todos los que se le cruzan por su mente es como una piscósis mental de la que no puede salir. Su verborrea y ataques e insultos ya son intolerables.

b) Perverso, (nuevamente de Encarta), perverso (adjetivo calificativo):

1. Sumamente malo, que causa daño intencionadamente.
2. Que corrompe las costumbres o el orden y estado habitual de las cosas.

Indudablemente, hace las dos cosas. Sus actos son perversos y malvados, contra cualquier ciudadano, sea que le muestren el dedo a pesar de que posiblemente se lo hubiese ganado, y corrompe las costumbres dado que al faltar el respeto a la mitad de ecuatorianos sin saber ni por que los hace sus enemigos, el mismo sufre las consecuencias de sus propios actos.

En el campo de acción democrática no solo ha querido terminar con toda simiente demócrata en el país, sino que los elimina, los amenaza, los persigue, los tortura, y si puede, les saca dinero con demandas judiciales, a sabiendas que es él mismo quien controla todos los poderes del gobierno.

c) Despreciable,

Despreciable, (nuevamente del diccionario Encarta), despreciable (adjetivo calificativo):

1. Persona digna de desprecio.

Esto de digna, en este caso, no significa un titulo académico ni dar honores intelectuales o espirituales a alguien, aquí significa todo lo contrario. En este caso quiere decir que se ha ganado el desprecio de casi toda una nación debido a sus propios méritos en el campo de la maldad, la perversidad, la mentira, y el engaño.

Espero que él mismo ordene a todas las editoriales del mundo que cambien todos estos significados de estas palabras usualmente presentes en todos los diccionarios del mundo, por que estos términos se refieren a él mismo.  Creo que estoy usando el mismo diccionario que aprendimos todos a usar desde que fuimos niños, pues es desde la escuela primaria que hemos aprendido estos significados.  Yo me pregunto si el habra aprendido tambien estas mismas cosas, o se pereo a esas clases por irse al cine?

Más temas sobre el Ecuador, Alianza PAIS y Rafael Correa en:

http://www.netlogo.biz/display.asp?category=ECUADOR

You May Also Like

Deja un comentario