Ecuador obtuvo la calificación de 3.2 sobre 10 en transparencia de gestión gubernametal

La Agencia de Transparencia Internacional, una organización que mide los niveles de corrupción en el mundo, calificó a Ecuador con un puntaje de 3.2 (en el 2012), sobre un puntaje máximo de 10, en su tranparencia de gestión gubernamental.

Cualquiera que sabe de calificaciónes escolares, especialmente maestros y estudiantes, saben que se requiere un mínimo de 7 sobre 10 para pasar un exámen, sino, el estudiante reprueba. Un estudiante que saca una calificación de 3.2 sobre 10 no solo esta calificado como INEPTO o IGNORANTE, por no decir tambien IDIOTA, sino que además no puede continuar, no puede pasar de año, y mucho menos puede recibir una promoción ni ejercerla, ni esta calificado para ejercer profesión alguna.

0 = incapacidad total 1 = ignorancia contumaz 2 = ignorancia total 3 = mediócre 4 = reprochable 5 = pésimo 6 = deficiente 7 = malo (mínimo requerido para pasar un exámen) 8 = regular 9 = bueno 10 = excelente

Ecuador actual =  3.2 = ULTRA MEDIOCRE, FANTOCHE, IRRESPONSABLE, CLEPTOMANO

No sucede así con el «gobierno ecuatoriano» quienes con una calificación de 3.2, practicamente no solo no estan calificados para gobernar sino que han sido calificados mundialmente como «ULTRA CORRUPTOS», “CLEPTOMANOS”, ejerciendo una “CLEPTOCRACIA”, o “GOBIERNO DE LADRONES”, sus actos no solo imposibilitan el desarrollo nacional, sino que, por su CLEPTOMANIA, obviamente estan robando sin controles ni medidas tantos cuantos recursos necesita la nación para salir adelante. El dinero, va a parar a sus bolsillitos.

Los avisos y alertas se han dado a nivel mundial, pero estando estos mismos CLEPTOMANOS en el control total de todos los poderes del estado, son ellos mismos quienes evitan que termine la CLEPTOCRACIA en el Ecuador.

Su gestión, la de estos CLEPTOMANOS, es sin duda aquella de PERSECUSIÓN a todos los que atenten afirmar que son lo que son, que roban lo que roban, que asesinan a quienes asesinan. Pero para facilitar la gestión de esta DELINCUENCIA ORGANIZADA, tienen que obviamente tener «al frente de todos ellos», al más cuentero y cínico de todos ellos, al «CUENTERO DE CARONDELET», mientras al mismo tiempo, se aseguran de toda impunidad … «controlando todos los poderes del estado».

SON CLEPTOMANOS, NO SON TONTOS NI PENDEJOS SINO TRUCHAS! PILLOS Y BANDOLEROS!

Los cleptomanos son astutos, escurridizos, inteligentes, sagaces, atrevidos, sanguinarios. Ellos saben que para asaltar al estado necesitan de todo el respaldo militar, e incluso guerrillero, y así llevar a cabo sus fechorias.  Sin el respaldo de los uniformados no llegarian muy lejos. Así es como, de una u otra manera, logran infiltrarse en los altos mandos militares, para conseguir el respaldo que necesitan. Y si no lo logran, entonces ocurren repentinamente las famosas “MUERTES ACCIDENTALES” (General. Jorge Gabela).

Otra fuente de respaldo a toda DELINCUENCIA ORGANIZADA, es utilizar grupos delincuenciales ya disponibles en su territorio, en el caso de Ecuador serían LAS FARC, Alfaro Vive Carajo, Los Choneros, o quienes fueran que estén disponibles.  Ellos se encargaran del trabajo sucio para limpiar del mapa a periodistas, líderes comunitarios y políticos, ciudadanos, e incluso militares cuando así se requiera.

Las posibilidades delincuenciales de un gobierno corrupto son ilimitadas. Pero las consecuencias últimas y las más reales son el deterioro de todos los recursos nacionales, sean energéticos, financieros, naturales e incluso humanos.

Sólo debemos mirar los efectos de la corrupción en todos los países afectados por este mal, entre los que están incluídos: Cuba, Venezuela, China, India, Paquistán, Irán, y muchísimos otros.  Ecuador cada día va empeorando aún más su calificación debido a que la DELINCUENCIA ORGANIZADA que gobierna el Ecuador, toma día a día más control de sus poderes nacionales.

¿COMO CONTRARRESTAR LA CORRUPCIÓN?

El problema es más grande de lo que parece a simple vista. Y la solución es también más sanguinaria de lo que se quisiera, pero penosamente no existe otro rumbo que el de la restitución de la democracia por las vías altamente violentas.

Los actos ciudadanos de «denuncia y protesta» si ayudan mucho, pero no proveen solución alguna. Solo un levantamiento militar armado, una guerra civil, o una combinación de las dos, podría poner a todos estos malandrines detráz de las rejas. Otra vía, No!, Jamás!

Fuentes:

http://www.ecuaworld.com/ecuablog/index.php?itemid=222

 

Deja una respuesta